viernes, 18 de enero de 2008

15. MIS AMIGOS BONI Y TATE




DE BONI

Boni sabe de todas esas cosas importantes y necesarias: de motores, de cocina, del tiempo, de reformas, de puntos cardinales… Nada que ver con todas esas aficiones inútiles que nos gustan a los demás. Es un tipo sincero, sin dobleces. Si tiene que besarte te come, si tiene que mandarte a tomar por culo lo hará sin rubor alguno. En definitiva, distingue perfectamente cuando amar y cuando odiar, lo que no es poco en los tiempos que corren. Habla bajito, pausado, tanto que a veces soy incapaz de escuchar lo que me dice. No importa, me quedo embobado mirándolo y asiento complaciente, conformándome con empaparme del eco de sus palabras. Si lo dice Boni será así. Seguramente sea el único fumador al que soporto e incluso no percibo su vicio como una debilidad. Si él fuma es porque lo necesita. Es tanto el amor que le profeso que entre el núcleo de amigos que compartimos han decidido calificarlo como la “Razón de mi existencia”, la “Razón” en modo abreviado. No les falta ídem (razón, me refiero).

DE TATE

Tate es único, al menos tanto como Boni. Es un tipo servicial en el mejor sentido del término, fiel, con principios férreos y siempre ajenos a los que se refería socarronamente Groucho Marx: “Estos son mis principios. Si no les gustan, tengo otros”. Tate, cuando es de algo, es de toda la vida y para toda la vida. Me encanta verlo comer y beber. Yo engullo y abrevo en el mejor de los casos. Tate lo hace despacito, desgranando cada pedazo de comida, masticándolo cuantas veces sea necesario, sintiendo cada sorbo como si fuese el último. Es de esos tipos que te arranca la carcajada sin querer, de refilón, diciéndolo todo serio y convencido, sentando cátedra sin pretensiones.

DE AMBOS

Dicen de ambos que son pequeños. Nada más lejos de la realidad, simplemente son menudos, curiosos, apañados; pero ¡no osen a pronunciar que son pequeños! Tal es así que en incontables ocasiones les he ofrecido posar ataviados con una túnica a modo de mueble recibidor en la entrada de mi casa. No rumien maldad alguna en este anhelo. Es tanto el aprecio que les tengo que no podría pensar en nada mejor con lo que pudiera encontrarse a bote pronto todo el que ingresara en mi hogar. Sería ver a Boni y a Tate e inmediatamente se apoderaría del visitante una inefable hemorragia de felicidad.

Nota aclaratoria: cualquier parecido de este relato con la realidad probablemente no sea pura coincidencia.

Almasy©




ROBERTO CARLOS: "Un millón de amigos"


7 comentarios:

Rober dijo...

Sin duda alguna, debería ser un "Derecho Universal" el tener amigos como ellos. Inigualables.

P.D: Parece que vuelve a funcionar el 'Alias'...estos de Google...

Gea dijo...

Si hoy va de amigos,me permito copiar a Alberto, con su permiso y por derecho propio

A mis amigos les adeudo la ternura
y las palabras de aliento y el abrazo
el compartir con todos ellos la factura
que nos presenta la vida paso a paso.
A mis amigos les adeudo la paciencia
de tolerarme las espinas más agudas
los arrebatos del humor
le negligencia, las vanidades...

¡Va por vosotros, amigos!

Jeremías dijo...

Tengo el gusto de conocer a ambas personas.Es una descrpción que en términos literarios recibe el nombre de RETRATO.Citas de una manera casi exacta sus rasgos físicos,sus caracteres, sus sentimientos y sus reacciones,etc... Das una visi´on global de sus personas,seleccionas sus cualidades más positivas, no ocultando algo negativo. Utilizas dos recursos literarios del retrato:comparaciones y adjetivos que matizan los rasgos de cada uno.
Sigue cultivando tu género literario.Jeremás dijo

Anónimo dijo...

Esos son amigos y así deben ser. Ese amor/amistad (no interpretemos mal) siempre es bueno, bonito, barato y lo mejor de lo mejor. Y todos deberíamos tenerlo. María

prueba dijo...

prueba

almasy dijo...

Parece que vuelve a funcionar el “ALIAS” a la hora de hacer comentarios para usuarios no registrados en GOOGLE (RECORDAD QUE LA SEMANA PASADA OS DIJE QUE DEBÍAS HACERLO MEDIANTE “ANÓNIMO”, simplemente seguid los pasos que os indico:
1. ESCRIBID EL COMENTARIO
2. MARCAD “ALIAS” Y ESCRIBID EL NOMBRE CON EL QUE QUERÉIS FIGURAR EN EL COMENTARIO
3. PINCHAD EN “PUBLICAR COMENARIO”

Sofi dijo...

Grande Jaime, no tengo la suerte de conocer a las dos personas que describes, pero conozco al autor. Y demuestras no sólo que ellos son especiales sino que tú tambien eres un buen colega por dedicarles ese gracioso y estupendo relato. Un abrazo.Sofi.

Publicar un comentario