martes, 8 de enero de 2008

13. ALMA ESGUINZADA




Te creíste un héroe,
te pensaste imprescindible.
¡Pobre idiota!
¡Iluso aprendiz de Maradona!
Apretabas los dientes,
ignorabas mis agudas torturas
cual espurio Hércules
mientras me apoderaba de ti.
¡Qué pequeño eras!
¡Qué ínfimo te sentí!
¡Cuán sencillo fue derribarte!
Un postizo giro,
una seca punzada
y un certero crujir que inflamó hasta tus entrañas.
¿Pensaste huir?
¿Desconocías que no podías burlarme?

Ahora púdrete,
razona tus límites,
acepta que fuiste vencido y
teme que volverás a serlo.
¿Aprendiste algo, desdichado infeliz?
¿Entendiste que eras menos que nada?
¿Asumiste ya tu debilidad de pelele?
¿O acaso persistes en ignorar que castigué tu atrevimiento?
Ahora cuídate muy mucho de mí,
pues solo dije hasta luego.
Me mantengo acechante,
frío y calculador,
riéndome a carcajadas de tus artificiosos pasos,
a sabiendas que puedo volver a golpearte.
Si otras veces regresé,
¿qué te hace pensar que dejaré de hacerlo?


Almasy©



UNKLE: "Rabbit in your headligths"


9 comentarios:

Kloud dijo...

Buenísimo Jaime, muy muy bueno jajajaja me he reido cual muchachada. Como se nota el talento de escritor en algunos, ay mother... xDDDDDDDDDD

Pilar dijo...

Ahora es distinto, si regresa estaras esperandolo, ya no volvera a solprenderte, ahora es una lucha de tu a tu,le venceras y despues le obligaras a colaborar cuando tu y solo tu decidas correr, pelotear, saltar .. etc.

rober dijo...

¿Qué es poesía? dices mientras clavas tus dolores en mi tobillo morado...¿Y tú me lo preguntas? Poesía es todo menos tú.

Sofi dijo...

Muy bueno Jaime,¿qué no se te ocurrira escribir? tú siempre sorprendiendo y haciendo reir. Aunque este no es un tema demasiado gracioso.
El desafio no ha terminado y recuerda que quien rie el último... rie mejor muahahaha.Sigues superandote, una vez más.Un saludo.

gigovatio dijo...

Me gustó, pero habrá que seguir luchando incluso contra los tobillos opresores ¿no? Ya decían algunos "Hasta la victoria siempre". Claro que también decían "No pasarán" y les hemos terminado eligiendo democráticamente después de que pasaran. En fín, no busquemos sentido a las cosas pq no lo tienen, centrémonos en nuestros tobillos, que solo dependen de nosotros y nos deben permitir caminar seguros.

Elías dijo...

Fragmento poético en el que haces uso de palabras precisas y llenas de vida para expresar tu sentimiento más profundo hacia una lesión que es compañera viajera en tu devenir.
Usas, no sin cierta precisión, una poesía que se adecua perfectamente a tus sentimientos más sensibles, afectivos, al mismo tiempo que no dejas de reconocer tu propia debilidad física.
Dijo Elías

Petra dijo...

La vida es tan bonita que no vale la pena detenerse a mirar atrás pequeñas minucias , ¿no te parece?

Anónimo dijo...

prueba

OMINIBUS dijo...

-¡Esguincito, querido esguince! ¿es acaso mi tobillo el más débil del mundo?.
-¡No!. Allá en "El Rayuela" está el tobillo de Jaime que es más débil que el tuyo...

Estupenda tu idea de hacer un poema a tu esguince. Yo también soy especialista en esguinces y otras lesiones (siempre en los pies). Claro que yo no necesito jugar al fútbol para lesionarme, con un simple bordillo tengo bastante...

Publicar un comentario