jueves, 19 de febrero de 2009

59. Carla

Por fin llegó Carla. Vio la luz el pasado jueves 12 de febrero, acuario, y optó por arribar a este mundo como corresponde: llorando. Razones no le faltan, pues desembarca en año de crisis, así que dudo de que portara el pertinente pan debajo del brazo. Al menos yo no lo vi. Sus padres, para no ser menos, correspondimos su llanto con las oportunas lágrimas de júbilo. La mamá concretamente narra que sintió el alumbramiento como si sus propias entrañas desgarradas cobrasen vida. La naturaleza es sabia y dotó a las mujeres de este privilegio que es el parir. Los hombres directamente no seríamos capaces, pues la supuesta fortaleza de la que presumimos no es apta para estos menesteres de calado.

Hecho el conveniente aseado de la criatura pronto constatamos una verdad absoluta: se encontraba ante nuestros ojos el ser más bello sobre la faz de la tierra. Y no es amor de padre el que me incita a esta afirmación. Simplemente es así, cierto, lo que me evitó tener que darles el cambiazo a otros padres con una bebita más cuca que la nuestra.

Aterrizó tras sortear dos vueltas de cordón y devolviéndonos a sus progenitores instintos primarios aparentemente olvidados como el cuidado de la prole. Ahora supongo que empieza una nueva vida, si bien todavía no somos conscientes, pues todo se centra en estos instantes en satisfacer la grandiosa y simple realidad de las necesidades básicas del ser humano: comer, dormir y excretar. Punto. Ya nos complicamos nosotros solitos la vida con obligaciones innecesarias a medida que crecemos.

¿Algún pero a la experiencia? Siempre hay alguno. Concretamente que he malgastado parte de los primeros días de vida de mi hija en solventarle la absurda burocracia que padecemos. Vamos, en legalizarla. No sé si se habrán percatado, pero los momentos más importantes de nuestra existencia siempre están envueltos por el papeleo de turno. ¡Qué obsesión la nuestra por reglamentarlo todo!

Espero y deseo que los años venideros nos deparen cientos de miles de alegrías. También entiendo que llegarán con el tiempo, dentro de mucho mucho mucho tiempo, los quebraderos de cabeza habituales: papá, ¿puedo llegar más tarde?, mamá ¡quiero ponerme un piercing! y el siempre temido os tengo que comunicar que tengo novio. Pero no adelantemos acontecimientos y vivamos el momento, que el juguetín acaba de presentarse para llenar nuestras vidas. Ojo, no es que estuvieran vacías ni mucho menos, simplemente ahora están rebosantes.

Les dejo, que el cogollín ya me llora y corresponde dilucidar lo que demanda esta vez. Entre teta, cuna y pañal andará la cosa. Fijo.

Almasy©

Carla Bruni: "Quelqu´un m´a dit"

7 comentarios:

Kloud dijo...

Eso es Jaime ^^ Muchas felicidades, me alegro de que te haya salido tan guapa!!! ^^

María dijo...

¡¡Felicidades!! otra vez y otra y otra por esa preciosidad de niña. Mejor de pequeñitos que grandes o sea que a disfrutarla todo lo que podáis. Un abrazo

Sofi dijo...

Jajaja felicidades otra vez, ahora mejor que disfrutes, ya llegará la adolescencia... ¿ES LA ETAPA QUÉ MÁS PREOCUPA NO?, sobretodo a los padres XD. Ahí te quiero ver yo "papá" XDXDXDD JAJAJAJA. Pero de momento solo darle necesidades, ni siquiera regañarla ^^. Eso sí Jaime, llegada la etapa de madurar, haz que sea una persona "normal" (ya me entiendes, que tú lo observas a menudo en los diferentes cursos a los que impartes clase) XDXDXD
Un abrazo.

QMPilar dijo...

Las decisiones serán ahora de peso: ¿Guarderia o abuela?, ¿Colegio publico o privado? ¿Comedor o abuela otra vez? ¿Baile o yudo? ¿Donde estan los límites? ¿hasta las 9 o hasta las 10? Todo un reto pero os hara muy felices.Fijo. Y ya sabes que hablo por experiencia. Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Felicidades campeón!! Esta entrada guardala para enseñarsela a Carla dentro de unos años. Que siempre hace ilusión. ^^ Un abrazo!

Andrés.

Patricia dijo...

ENHORABUENA!!!
Bienvenida, Carla, a este mundo.Tú lo completas.
Y bienvenidos, neopapis, a una nueva dimensión. Nunca volveréis a ser los mismos :-)

Tamara dijo...

Muchisimas feliciddes Jaime!!Me alegro de que todo saliera bien y Carla sea una niña sana y fuerte!
Con respecto a la etapa de la adolescencia...todo llegará.
Mi madre dice que es como el sarampión, que todos lo pasamos antes o después...xD

Disfruta de esta bonita etapa que pasa rápidamente.

Un beso PADRAZO!!

Publicar un comentario