viernes, 28 de marzo de 2008

21. Me niego a... "Física o Química"



     No me considero de esos que opinan gratuitamente. De hecho, me gusta informarme previamente antes de emitir juicio alguno, siguiendo así las instrucciones gastronómicas que me diera mi progenitora en mi más tierna infancia: “¿Cómo sabes que no te gustan las acelgas si no las has probado?” Por este motivo no quería criticar la serie televisiva a la que me voy a referir sin antes haber visionado al menos un par de capítulos (confieso que también intenté abordar un tercero pero sin éxito, pues el cabreo y el sopor me invadieron hasta el punto de impedirme terminarlo). Les sitúo por si hubiera todavía algún despistado: noche de los lunes, a eso de las 22.30 horas, Antena 3, “Física o Química”, teleserie que dice recrear sin rebozo alguno el universo adolescente actual, o al menos eso he leído proclamar a los cuatro vientos tanto a sus guionistas y productores como actores. Yo por mi parte me niego a asumir como propios los estereotipos, historias y mensajes que dicho programa hace públicos con insultante facundia. Y me niego fundamentalmente porque si los responsables del producto en cuestión simplemente se consideraran como creadores de una ficción televisiva sin más, tendría que limitarme a cerrar mi bocaza. Ficción es ficción y punto. El problema radica en que, como les he anunciado, la serie osa a presentarse como una visión fidedigna de la vida cotidiana de nuestros jóvenes. Aquí también tengo un problema que no es baladí: “¿qué es ser joven?” La cuestión es primordial porque impondrá que yo pueda expresarme en 1ª persona del plural: “Los jóvenes somos…” o que deba recurrir a la 3ª: “Los jóvenes son…”. Treinta una canículas a mis espaldas, ¿qué les parece? La estadística demográfica indica que se es joven oficialmente hasta los 14, pero me van a permitir que por ahora me incluya en el saco de la juventud divino tesoro. Y lo primero que se me antoja es que los jóvenes no somos así y que la seriecita de marras ofrece una espuria a la par que distorsionada imagen de nuestro ser y estar habitual. Me niego a admitir, por ejemplo, que nuestro ocio se reduzca al consumo de surtidos de estupefacientes varios y la organización de salaces orgías. ¡Ya nos hubiera gustado a más de uno fundamentalmente eso de las orgías! Asimismo, me niego a aceptar que abunden en nuestras cuadrillas de amigos los macarras drogadictos-xenófobos-machistas-homófobos (lo tienen todo los angelitos), que nos droguemos en los baños del instituto un día sí y otro también o que nos lo montemos con nuestra “piba” en algún cuarto oscuro del mismo. No hablamos con el móvil en clase, ni le contamos al profe abierta y procazmente nuestra última experiencia sexual, así como tampoco nos expresamos continuamente así, ni bien ni mal, sino raro: “Jo tía”, “Jo tío”, “No me ralles”. Y entiendan que no me niego a asumir todo esto por pura moralina conservadora, simplemente es que no me reconozco ni a mí ni a la inmensa mayoría de mis alumnos (sobre los profesores de la serie y su imagen de estólidos peleles sin personalidad definida no me meto porque soy parte interesada y absolutamente subjetiva por eso de pertenecer al gremio).
     Sin embargo, a pesar de todo lo apuntado, “Física o Química” es líder de audiencia en esas noches televisivas de los lunes, motivo por el cual me tengo que volver a negar a algo, en este caso a reconocer que la mayoría siempre tenga razón, aunque disfrute, eso sí, del derecho a visionar lo que se le ponga en sus santísimos cojones (que diría el también televisivo Don Lorenzo), ¡faltaría más!

Almasy©



SERRAT & SABINA: "La del pirata cojo"


9 comentarios:

bumas dijo...

Aplaudo esta entrada, si señor!
Cuanta razón tienes.
Yo desde un principio me negué a ver esa serie, y cuánto me alegro. Solo por lo que me cuentan, es deprimente. Ya les gustaría a muchos tener ese "tipo de adolescencia", a otros ni se les pasa por la cabeza. Y no pienso que sea el prototipo actual de los jóvenes.
Como dato curioso, el Chin.. quiero decir, don Manuel, profesor de nuestro insti, empezó a ver la serie, aunque solo fuera por el titulo, y nos confeso que se quedaba dormido viéndola XD

Un saludo, Celia

P.D: se me han ocurrido unas pequeñas ideas para teatro, ya te comentaré.

Kloud dijo...

Sabes por qué es lider de audiencia la dichosa serie? Porque España es un país, mayoritariamente "modista", dando a entender esta palabra, que en cuanto algo es anunciado por la tele, y es muy machacado, la gente lo sigue como ovejas, y cuando es la moda, esa cifra de gente se multiplica. Y segundo, por España, es subnormal. Insultos a mi persona, abstenganse en el blog de Jaime <:

Anónimo dijo...

Para mi esta es una de esas semanas en que la realidad supera la ficción...aún así me niego a aceptar un futuro tan oscuro para nuestros descendientes. Sólo hay un modo de mejorar la situación: Educación de calidad tanto en casa como en los centros educativos. Ánimo.

Sofi dijo...

Ole, ole y ole. XD. Totalmente de acuerdo, no es por opinar sin fundamento, no he visto esa serie, pero ni falta que hace XD. La verdad es que cada vez me interesa menos la televisión.
Hasta donde puede llegar la estupidez...
Vemos un... "pecho" XD, un culo...¿y se nos salen los ojos? Así que, precisamente es eso lo que nos venden, lo que les llama la atención a los adolescentes o al menos a la mayoría. Lo que si que es cierto es que cada vez hay más basura y cada vez hay gente más superficial. Que le vamos hacer... viva el materialismo, el consumismo, los estereotipos y la estupidez humana!!¬¬ . Un saludo!! Sofi.

isa dijo...

Tienes toda la razón y creo q la inmensa mayoría pensamos lo mismo, me niego aceptar q esa sea la imagen que la sociedad tenga de los jóvenes y mucho menos por culpa de los medios de comunicación en general y ultimamente por esta serie en cuestión. Muchos de nosotros estamos cansados de que nos metan en el mismo "saco", no todos somos iguales hay otra clase de joventud, pero de esa a penas hablan.
Este domingo, en el Pais semanal leí una entrevista a Blanca Romero una de las actrices de la serie y decía que si creía que los jóvenes fueramos así y podiamos llegar mucho más lejos. Esta claro que esta mujer no a asistido ultimamente a una clase y que no sabe como somos en realidad los jóvenes. ¿ Por qué se empeñan en destacar solo lo malo? No digo que algunos sean así, ¿pero por qué no hablan de como son los demás?

un saludo! isa

ELENA dijo...

Comentario,como casi todos, acertado sobre dicho programa.Sinceramente he sacado la conclusión que son actores, guionistas, etc... crean un mundo ficticio que sólo pretenden ofrecernos carnaza, ya que hoy día es un material básico para satisfacer anhelos irrealizables.
Serie que nos presenta una realidad falsificada por un malévolo psnsamiento de los guionistas. ¿ Acaso se puede pasar de un hecho particular a un hecho universal? ¿ No será al revés ?.
Personajes, actores que apenas piensan, o no se paran a reflexionar sobre su propio ananke,sobre la razón de su existencia.Dijo ELENA

Teodoro dijo...

Teodoro manifiesta que est
a de acuerdo con todo lo que manifiesta mi sobrino.Realmente es así que en todas esas expresiones no corresponden a la realidad, siendo un número muy reducido los jóvenes que utilizan esas expresiones tan groseras y soeces.Dijo Teodoro.

Pilar dijo...

NO hay Palabras suficientes para descalificar la serie, prefiero ver CSI y confiar en que caera en el olvido incluso de quienes la ven.

Anónimo dijo...

Realmente me da verguenza que sean las series/programas más ridículos del panorama televisivo los que alcancen los niveles más altos de audiencia.
Conchy

Publicar un comentario