viernes, 7 de marzo de 2008

20. Votar o no: el desenlace



In memoriam de Isaías Carrasco, asesinado en el día de hoy.


     Lo prometido es deuda amigos y allá por el día de los enamorados os insté a echarme un cable en eso de acudir a las urnas o no el próximo 9 de marzo. Advierto que, salvo contadas excepciones, no habéis sido nada disciplinados, ignorando en la mayoría de las ocasiones el formato correo electrónico para hacerme llegar vuestras aportaciones. Empero, sí es cierto que subrepticiamente todas y cada una de vuestras manifestaciones –vía email, comentario bitacorero u oral– me han permitido extraer ese comprometido “grandes éxitos” de sugerencias a favor y en contra de ejercer mi derecho al voto. Como también juré no revelar vuestros nombres y no quisiera condenarme, procedo a reproducir las aportaciones que me han causado un mayor impacto disfrazando vuestras identidades con nombres de mi cultura televisiva infantil. Advierto que las citas no son literales en la forma pero sí en el contenido, habiendo retocado yo mismo el estilo de algunas de ellas a fin de que resultaran más atractivas y aportado otras de mi cosecha propia (para eso es mi blog, ¿no? y aquí a lo que hemos venido es a hablar de mi blog):

A FAVOR DEL VOTO

-DON PIMPÓN: Por respeto a cuantos lucharon o simplemente no disfrutaron del derecho al voto durante mucho tiempo.

-ESPINETE: Porque actualmente parece ser el único resquicio con el que elevar nuestra voz en dirección a los tímpanos de nuestros gestores.

-NIEBLA: Porque aunque nunca me presentaría a un proceso electoral ni dedicaría un solo día a hacer campaña, sin embargo prefiero que haya elecciones a que no las haya (por edad, tengo incluso algún recuerdo de cuando no las había y era mucho peor que esto). Así que, si quiero que haya fiesta y no toco en la orquesta, al menos bailaré entre el público.

-HEIDI: Porque no me da lo mismo que gobierne el PP o que gobierne el PSOE. Con las miserias de cada uno, con los sapos tragados en cada ocasión. Con todo y con eso, tengo clarísimo que prefiero que gane uno de los dos. Porque uno, en el día a día, me come la moral y mueve las fichas hacia donde yo ni voy ni quiero ir. El otro mira para donde yo, aunque haya ocasiones en que no vemos lo mismo.

-CHANQUETE: Por diferenciarme de los violentos que solo entienden del estruendo de sus pistolas y/o bombas para hacerse notar.

EN CONTRA DEL VOTO

-LA ABEJA MAYA: Porque la abstención, sobre todo si es consciente, es una opción más perfectamente válida, mientras que el voto en blanco es tan absurdo como acudir a un sitio para decir que no tienes nada que decir. La pena es que cada voto no emitido no tenga su correspondencia con escaños vacíos en el Parlamento para hacer público nuestro descontento con la clase política.

-OLIVER: Porque te arriesgas a emitir el mismo voto que otros seres humanos con los que a priori no compartes absolutamente nada y eso podría repercutir severamente en tu salud mental.

-BENJI: Porque si bien sería harto peligroso determinar cómo y quién distingue el peso de los votos, resulta cuando menos chocante que el tuyo valga lo mismo que el de personajes tales como Anita Obregón.

-TRIQUI: Porque se cuentan con los dedos de una mano los votantes que verdaderamente conocen el ideario del partido al que votan, de tal forma que las elecciones no dejan de convertirse en un pequeño-gran acto social en el que participamos sin informarnos convenientemente.

-WILLY FOG: Porque los tripartitos de la desinformación (Ser-Cuatro-País vs. Cope-Antena 3-Mundo) nos calientan interesadamente los cascos de tal manera que en todo proceso electoral se respira un clima de tensión y de violencia verbal que se me antoja ciertamente desagradable y contraproducente para el buen entendimiento.

-EPI: Porque últimamente el abismo entre las altas instancias y el ciudadano de a pie es tal que siendo sinceros no podrías establecer grandes diferencias en cuanto al devenir de tu vida cotidiana gobierne quien gobierne. Afortunadamente, que diría aquel, los políticos no son tan importantes como piensan: los de la derecha llevan a sus hijos a colegios de pago y los de la izquierda también.

-BLAS: Porque la política ha dejado definitivamente paso a los banqueros, de tal forma que no importa quién gobierne, pues no se trata de lo que prometan hacer sino de lo que les dejen los amasadores de fortunas.

-COCO: Porque eso de la lucha por las libertades a cuantos nacimos en plena Transición ya nos suena a Edad Media por lo menos, no sintiendo en ningún momento la necesidad de participar en proceso electoral alguno para mostrar nuestro compromiso para con la democracia. Supongo que si alguna vez nos falta el voto, entonces y solo entonces, lo echaremos de menos.

     Como podéis comprobar han sido más los argumentos en contra que a favor, lo cual no ha hecho sino incrementar mi escepticismo. Confiaba ingenuamente en que los debates televisivos de los dos candidatos (el bipartidismo se está convirtiendo en estructural) me aclararan las ideas; no obstante, a cualquier cosa lo llaman debate. No sé ustedes, pero yo lo que visioné fueron mini-mítines de 180 segundos en los que en no pocas ocasiones costaba Dios y ayuda eso de estructurar las frases con su sujeto y su predicado de marras. ¡Si Cicerón levantara la cabeza!
     En fin, que sigo con dudas sempiternas, si bien me puede más el compromiso contraído que otra cosa y procedo a anunciar solemnemente mi decisión (alguno seguro que estará murmurando para sí “¿Y a mí qué cojones me importa lo que finalmente hagas o dejes de hacer?”): VOY A IR A VOTAR.

Almasy©



NINO BRAVO: "Libre"



9 comentarios:

MARGA dijo...

fico plenamente con el personaje de TRIQUI.Es cierto que la mayoría de los españoles votamos sin saber qué es lo que votamos.Solamente nos fijamos en una persona que nos cae bien simplemente por su físico.Nunca lo hacemos estudiando el programa en serio de cada partido político. Realmente la dificultad está en la duda.Dijo MARGA

Pedro dijo...

Estamos en una jornada importante para los intereses de España.Tú lo apuntas muy bien en todo tu contenido político,pero siempre nos viene la duda de qué podremos votar y a quien, o por el contrario si podemos y debemos votar ante unos políticos tan nefastos como éstos que tenemos.Por qué no llevas a cabo esto en todas charlas que tienes con tus semejantes.Somos libres, pero con la cabeza bien amueblada. Dijo Pedro

Anónimo dijo...

despues de haberse pasado 4 años los politicos poniendose verdes ,y no importarles demasiado si españa va bien o no ,francamente ,se me quitan las ganas de ir a votar, de modo que gane el que mejor consiga engañar a los españoles

petra dijo...

me gusta tu blog porque has tocado un tema de actualidad. No iba a ir a votar, pero has removido mi conciencia ,aunque no estoy nada convencida y gane quien gane el panorama no va a cambiar notablemente.Voy a ir a votar .sSiempre queda un rayito de esperanza del deber cumplido .

IRENE dijo...

Estoy plenamente de acuerdo con lo que representa EPI ya que los políticos de hoy día sean de derechas, sean de izquierdas da lo mismo. Todos ellos representan el capital puro y duro.¿ Dónde van a estudiar los hijos de Rajoy y los de Zapatero? ¿ Quiénes tienen más oportunidades en la vida los de los políticos o los de la clase media,media baja? ¿Éstos a quién votan?. Dijo Irene

ALUMNA dijo...

TRIQUI representa para mí el personaje con el que realmente me dice mucho o bien todo,porque realmente vamos a votar en plan de jolgorio, pero no hemos pensado en el programa que cada partido político nos ofrece a los ciudadanos.
Es verdad que he preguntado a mis amigos/as a quien iban a votar y me contestaron: me da igual a uno que a otro.Todos van a lo suyo y a mí no me van a resolver nada.ALUMNA

Rebeca dijo...

Viendo las dos posturas que planteas en el blog, uno no sabe si votar o no votar teniendo en cuenta la pobre imagen cultural que nos dan los políticos.
Tanto si voto como si no voto me siento identificado con mi manera de ser en la vida real.No quiero socialistas, no quiero partido popular porque en el fondo todos son capitalistas y a mí poco me están ayudando a conseguir un puesto de trabajo bien remunerado.Dijo Rebeca

Raúl dijo...

Lo que necesitamos es personas de mente abierta y no seres unicelulares que no ven más allá de su propio partido.

Clara dijo...

Por si la pregunta acerca de dónde estudian las hijas de Zapatero no es retórica; sé que en centros públicos (la mayor ya va al instituto).
Felicen vacaciones

Publicar un comentario