jueves, 3 de julio de 2008

34. ¿España como Argentina?

Diego Armando Maradona en México ´86

En boca de no pocos argentinos he oído que el fútbol ha contribuido decisivamente en su país a superar las sucesivas crisis y trances varios en los que esta nación se ha visto inmersa en los últimos años: Malvinas, Dictaduras Militares, Corralito… Concretamente un delicioso matrimonio con el que me topé en un inolvidable viaje a Grecia (Sara y Pocho) me explicaba cómo con las excelencias de sus clubes y sobre todo de la Selección, a gran parte de los argentinos se les olvidaba eso de cagarse de hambre; pero a muy pocos les he escuchado maldecir al jueguecito de las pelotas y argumentar que precisamente a lo que pueda haber ayudado haya sido a enmascarar las cosas verdaderamente importantes que tocaba resolver: alimentarse, trabajar, acceder a un techo en el que cobijarse y acumular unos ahorrillos que dilapidar a gusto del consumidor.

La Selección Española acaba de ganar la Eurocopa y la situación me pinta similar a la de nuestros queridos hermanos de ultramar. Lo que pasa es por estos lares somos algo más soberbios todavía y ni se nos pasa por la cabeza que nos pueda ocurrir lo mismo a nosotros los civilizados gallegos: “¡Ellos están a años luz de España, casi en el umbral del subdesarrollo, pues no dejan de ser pobres sudacas orgullosos de poco más que de Maradona, Evita y un Borges al que no han leído ni cuatro!” He alcanzado a deducir del discurso de los muchos a los que les he sacado el tema. Sin embargo, al que suscribe la situación no le parece tan dispar, incluso en multitud de apartados se me antoja hasta idéntica. Y no quiero ser agorero y pronosticar el desencadenamiento del Nuevo Apocalipsis (para eso ya está Don Federico), pero lo que sí está claro es que el Deporte Rey cada vez está más peligrosamente enraizado en esta piel de toro llamada España sirviendo al Régimen de turno para disfrazar lo que nos duele de veras. Nada extraordinario por otra parte, pues cualquier tiempo ha tenido su entretenimiento opiáceo particular para solazar a las masas y alejarlas de los verdaderos problemas que les aquejan. Las culturas precolombinas tuvieron el juego de pelota, los romanos el circo y la España anterior al siglo XX la tauromaquia, por poner algunos ejemplos. Actualmente lo que se lleva a nivel mundial es el balompié, salvo en el díscolo Estados Unidos, y concretamente en España nuestra idolatría por lo que se supone un mero deporte ha derivado en una adicción que nos enturbia la mente a la hora de enfrentarnos a la cruda realidad. Y ojo que no me pronuncio ahora en estos términos aprovechando arribistamente la crisis que nos aqueja, sino que esta reflexión viene de muy atrás. Concretamente del año 1995, cuando los clubes de fútbol Sevilla y Celta de Vigo fueron descendidos a segunda división B por cuestiones de carácter tributario-administrativo. Entonces esas dos ciudades literalmente tomaron las calles para manifestar su férrea oposición a tan salvaje atropello y la Liga de Fútbol Profesional se la tuvo que envainar y concluyó admitiendo una liga de 22 equipos. ¡Café para todos!, como en la Transición. No recuerdo haber visto tantos miles de personas juntas en concentraciones para demandar un trabajo justo con un paro del 20 % en los ´80 o una vivienda digna con el Euribor camino del 6 % en la actualidad. Jamás. De hecho solo recuerdo una masa similar en las manifestaciones celebradas tras alguno de los tristes atentados de ETA. Y aunque desde 1995 ya ha llovido, sigo viendo las mismas masivas concentraciones siempre al hilo de eventos futbolísticos casi exclusivamente. Ligas, Champions, Intercontinentales, Copas del Rey… y ahora la Eurocopa, que nos viene a huevo en estos momentos de marcada desaceleración (siento haber empleado anteriormente la palabra prohibida: crisis). Incluso ahora resulta que los españoles somos más listos, más guapos, resolutivos y triunfadores por haber demostrado en 540 minutos -6 putos partidos- que 11 paisanos nuestros son más duchos en el arte del balón que 11 de Rusia por dos veces, 11 de Grecia, 11 de Suecia, 11 de Italia y 11 de Alemania. ¡Acabáramos!

¿Pero qué hacemos entonces? ¿Ciscarnos en el jurgol en cuestión y negarnos a los alimentos? Pues va a ser que no. Se me ocurre que por qué no empezamos a utilizarlo para otros fines en lugar de combatirlo. Propongo solemnemente, verbigracia, que los futbolistas salgan al terreno de juego ataviados con camisetas en cuya pechera recen lemas como: ¡Euribor al 2 % ya! o ¡Por el litro de gasoil a 90 céntimos! ¡Qué tiempos aquellos! ¿Se acuerdan? También podríamos usarlos para la defensa de valores cuasi olvidados como la sinceridad, ocurriéndoseme en este terreno que cada vez que finjan un penalti pidan perdón por los altavoces del campo y recomienden a la chavalería que no incurran en su mismo error.

¿Les cuento un secreto para terminar? Pues que lo que les pueda haber parecido una feroz y despiadada crítica contra el Deporte Rey proviene de un confeso y entregado amante del mismo como jugador y como espectador. ¡Toma Geroma pastillas de goma!

Almasy©

ROXANNE (Tango) BSO Moulin Rouge

8 comentarios:

rober dijo...

Ea, "Pan y toros" que dirían los romanos.

Rubén dijo...

Soy un joven que no he vivido la época de Franco, pero ya me decían que siempre que había un problema, se ponía un partido de fútbol.
El fútbol como cualquier evento deportivo es un arte en el que el jugador combina hábilmente distintos puntos de inflexión como pueden ser: inteligencia, intuición, habilidad, dominio del espacio, movimiento armónico de los pies con la finalidad de conseguir el objetivo final: EL GOL
A mí personalmente me gusta el fútbol ya que a través de él se despiertan sentimientos, alimenta el sentido de trabajar en equipo, someterte a unas normas disciplinarias et...
Como muy bien apuntas este equipo nacional nos ha despertado el sentimiento hacia un país hacia una nación,excepto cuatro chalados nacionalistas que sinceramente están ubicados en las cuevas de Atapuerca.¿ Hasta cuándo este sentimiento nacional?
No estoy para nada de acuerdo con las ingentes cantidades de euros que se barajan en el fútbol español.Es un asunto que nuestra Ministra de IGUALDAD (Bibiana) tendrá que resolver.¿ Por qué Ministra unos tanto y otros tan poco? = IGUALDAD Rubén

Sofi dijo...

Que gran verdad. El fútbol, el único deporte capaz de movilizar a un país entero...
Se supone que el deporte es una actividad para mejorar calidad física y psiquica del individuo y ¿qué hacemos nosotros? nos volvemos "locos" y... nos vamos de borracheras...Es una pena que olvidemos problemas más graves que nos afectan de verdad. Parece ser que nos sentimos muy españoles cuando suceden acontecimientos de este tipo...pero...sólo en fútbol, porque hemos ganado muchas más veces en otros deportes y no ocurren estas cosas...Un saludo Jaime y ya sabes que ya no es "pan y circo" sino " pan y fútbol" está claro...buen verano!

Pilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar dijo...

No seamos tan duros con el deporte nacional, yo soy más bien del Basquet , como tu bien sabes, pero admito que todos debemos tener (como algo esencial) pasión por una actividad ociosa al 100% (tanto que no halla ni que pensar). Habremos de considerar el futbol como la diversión preferida de nuestra sociedad como colectivo, en realidad nadie lo disfruta en soledad, como si hacemos con un buen libro o una película. Todo no puede ser ocuparnos de nuestros problemas, enloqueceríamos y/o moriríamos. Lo que no está bien es que alguien lo utilice para “distraernos y/o manipularnos” y desde luego, lo de los sueldos de estos deportistas no es de recibo. Descansa y disfruta de tu ocio. bess

Pedro dijo...

El fútbol nace en las clases bajas; se convierte inmediatamente en algo que pertenece a las clases altas, pasando a vivir a barrios de élite en muy poco tiempo.Al mismo tiempo se convierten en auténticas minas de euros para los que pertenecen a una clase social alta.
El fútbol sirve a los traidores políticos para cubrir sus propias carencias que no son pocas.Se habla de fútbol y así se evita hablar de: salarios,asuntos sociales,de explotación a los más necesitados, sanidad, EDUCACIÓN etc........Pedro

José dijo...

Deporte que se pratica desde longevos años.Los agentes lo han introducido en la sociedad para que cada día haya subido un peldaño en su categoría hasta conseguir metas insospechadas
Deporte que se identifica con pasiones, con sentimientos, con virtudes, con evasión de problemas inherentes al hombre, representación gráfica de un país, una nación.Es algo que glorifica la pasión de unos colores que representan a todo un sentimiento local y nacional
Deporte que en su vertiente más negativa nos ha traído distintos grados de violencia moderna.Estos grupos violentos que más destacan son:BARRAS BRAVAS, HOOLIGANS,ULTRAS
¿Merece la pena que en Argentina haya habido 140 muertos cono consecuencia de esta violencia?
Los distintos grupos violentos que tenemos en España se caracterizan por las provocaciones, compras de armamento para las batallas antes, durante y después de los partidos.¡ No más violencia en los campos de fútbol! José

julio dijo...

Hay cosas que no se pueden evitar.

Este atleti...

Publicar un comentario